Premio Espiral Edublogs

Premio Espiral Edublogs

viernes, 13 de febrero de 2015

TUTORÍAS INDIVIDUALES CON FAMILIAS (II): desarrollo de la entrevista



En esta segunda entrada dedicada a las tutorías individuales con familias, voy a reflexionar sobre cómo podríamos realizarlas, en base a la experiencia acumulada a lo largo de mis años de docencia. Para su desarrollo partiremos de una buena planificación y preparación de las mismas, cosa que habremos hecho los días previos a la entrevista.

Es, sin lugar a dudas, la fase más "personal" del proceso, y hay muchos factores que incidirán en el desarrollo de la misma. Dependerá en gran medida del carácter del profesor, pero también del estilo del centro en el que se trabaje, de los temas que se tengan que tratar, de la respuesta del entrevistado... Por todo ello, me resulta prácticamente imposible plantear unas pautas para la realización de la reunión que sean "universales" y que nos sirvan para todos en todas las entrevistas. Así pues, mi planteamiento en esta entrada será más bien orientativo, siempre en función de aquello que a mí me ha funcionado bien hasta el momento.

Se trata de un momento muy importante, por tanto es fundamental que la impresión que causemos sea buena y que las familias salgan de la reunión con la sensación de que se ha aprovechado el tiempo, y ha merecido la pena acudir a la misma. Es fundamental que tengamos conciencia de que, tanto los familiares que acuden a la entrevista como nosotros, perseguimos el mismo objetivo, y éste no es otro que obtener el máximo rendimiento por parte de nuestro alumno / su hijo. Es cierto que en ocasiones no lo parece, porque la perspectiva que nos presentan puede ser diametralmente opuesta a la nuestra. En estos casos, más que nunca, es básico trabajar para que nuestros puntos de vista confluyan y tanto la reunión como el seguimiento posterior a la misma sean satisfactorios para todos. Algunos métodos que procuro poner en práctica y que me permito humildemente comentar aquí son:
a) Recibir a la persona entrevistada con cordialidad.
b) Crear un clima de diálogo y familiaridad
c) Evitar escribir o tomar notas de lo que se habla durante la entrevista.
d) Escuchar con atención todo aquello que quieren contarnos, sin interrumpir.
e) Por supuesto, tener el móvil apagado y mostrar interés y atención.
f) Procurar centrar la conversación en el tema que quieres tratar.
g) Tener preparada y a mano toda la documentación necesaria para demostrar aquello que quieres presentar.
h) Alcanzar acuerdos y proponer un seguimiento de los mismos.

No desarrollo más este apartado porque, como ya he comentado anteriormente, creo que depende mucho de la habilidad interpersonal que tenga el tutor. En todo caso, un indicador de éxito de la entrevista es que los padres salgan de la misma con una predisposición favorable a mantener nuevas reuniones a lo largo del curso, si ello se considera necesario por cualquiera de las dos partes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada