sábado, 8 de septiembre de 2018

DÉJAME QUE TE HABLE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS CON AUTISMO DE TU ESCUELA


¡Justo a tiempo! A dos días de recibir a mis nuevos alumnos para este curso 18-19, he terminado la última de las lecturas formativas que me había programado para este verano. Se trata de la obra que podéis ver en la imagen que ilustra esta entrada. 

Es un libro corto, unas 200 páginas, dividido en dos partes claramente diferenciadas. Los primeros capítulos son más bien técnicos, dirigidos a que el lector comprenda las causas biológicas del autismo y cuáles son las características y rasgos más comunes que vamos a encontrar en estos alumnos. A partir de la mitad de la obra encontramos una propuesta de intervención en el aula, con intervenciones concretas, recursos y materiales que podemos utilizar.

Tal y como se indica en la introducción del libro, va dirigido, sobre todo, a infantil y primer ciclo de primaria. En mi caso voy a trabajar en este curso en 3º de Primaria, lo cual me sitúa muy al límite de lo que se plantea en esta lectura. Por lo poco que conozco todavía a mi futuro alumno, creo que muchas de las cosas que se proponen están más que superadas, por lo que me ha servido principalmente como reflexión y para plantearme cuáles pueden ser los próximos pasos que se deben dar. Evidentemente, siempre se aprenden cosas y los recursos y materiales que se presentan son igualmente válidos, aunque obviamente hay que adaptar el nivel a las características concretas de la persona con la que trabajas.

Y, con todo esto... ¿estoy ya preparado para afrontar el reto? Pues no lo sé. La verdad, tengo ganas de empezar. Ya he tenido una primera toma de contacto con el alumno por aquello de anticipar lo que va a hacer los primeros días. He conocido a la familia y me he llevado una gratísima sensación de que vamos a colaborar y a ir de la mano durante todo el tiempo que trabajemos juntos. Y, por supuesto, cuento con el apoyo de los profesionales del departamento de orientación del colegio José Arnauda, sin los cuales no sé si sería capaz de dar respuesta a las necesidades de este alumno. 

En realidad, me ilusiona la idea de aportar mi granito de arena al crecimiento y mejora de este chaval. Espero que cuando termine mi etapa con él podamos hacer un balance positivo. ¡A por todas!


Licencia de Creative Commons
DÉJAME QUE TE HABLE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS CON AUTISMO DE TU ESCUELA by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

miércoles, 29 de agosto de 2018

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA (Guía Básica para Padres y Educadores)

                                                           * Procedencia de la imagen

El curso 2018-2019 está a la vuelta de la esquina, y en mi horizonte docente se me presenta un reto nuevo y apasionante: trabajar con un alumno TEA. Para tratar de dar respuesta a sus necesidades hay que prepararse lo mejor posible. Y un buen modo de empezar a hacerlo puede ser mediante la lectura de cierta bibliografía especializada en el tema. Antes de las vacaciones veraniegas, desde mi departamento de orientación me facilitaron un par de referencias muy interesantes. La primera de ella es, precisamente, el libro que comento en esta entrada.



                                                                * Procedencia de la imagen


Se trata de “Trastornos del Espectro Autista. Guía básica para educadores y padre”, de Paul G. Taylor, editorial Narcea, 2015. Es un libro corto, de apenas 100 páginas, muy bien estructurado, con capítulos cortos y concretos, que se puede leer con mucha facilidad y con un lenguaje sencillo y al alcance de todos. En ese sentido, me atrevo a decir que es una lectura muy recomendable, especialmente para aquellos docentes que tengan alumnos con estas características en sus aulas.
Respecto a la utilidad del mismo, la obra hace honor a su título. Se trata de una “guía básica”, en la que se ofrecen una serie de orientaciones sencillas para poder comprender las características del alumnado con TEA. Hace tiempo que aprendí que no se pueden buscar recetas milagrosas o fórmulas mágicas universales que resuelvan las dificultades que se dan en el mundo educativo, por lo que no buscaba nada de eso en este libro.
Aunque la lectura da muchas pistas y buenos consejos sobre cómo actuar con estos alumnos, tras terminar la misma me queda una importante inquietud. Sé que tengo que evitar las sorpresas, planificar y anticipar las actividades diarias e intentar ceñirme al plan. De eso voy a ser capaz, estoy seguro. Sin embargo, me preocupa la convivencia con los compañeros, especialmente con uno en concreto cuyo comportamiento es imprevisible e incontrolable. ¿Podré gestionar eso correctamente? Ese es un aspecto que me preocupa y sobre el que tendré que reflexionar mucho, seguro.
En estos momentos, cuando todavía no ha empezado el curso y no conozco al niño en cuestión (sí lo conozco, pero no he trabajado con él y, por tanto, no sé cuáles son sus reacciones, intereses y comportamientos concretos) lo que me apetece es entrar en clase y descubrir por mí mismo lo que funciona y lo que no, lo que puedo y lo que no puedo hacer… Hay un fragmento del libro que me resulta muy significativo: “Podemos generalizar con respecto a muchas características que comparten las personas con TEA, pero, en realidad, no hay dos personas con TEA que sean iguales o que compartan exactamente la misma apariencia” (capítulo 2, página 23). Por eso mi propósito es conocer a mi alumno, descubrirle, convivir con él… Y más adelante, posiblemente en Navidad, volver a leer este libro pero con la mente ya puesta en concreto en este caso concreto, quedándome con las características concretas que me interesen para tratar de ayudarle lo mejor que pueda y sepa en su crecimiento y maduración.
Y antes de empezar a trabajar directamente en el aula, todavía tengo una nueva lectura pendiente, que promete también ser muy interesante. Seguiré contando mis avances e impresiones. Y, por supuesto, cualquier consejo o experiencia que queráis compartir conmigo, será muy bienvenido.



Licencia de Creative Commons
TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA (Guía Básica para Padres y Educadores) by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

lunes, 27 de agosto de 2018

COACHING EDUCATIVO




A finales del pasado curso, ya en el mes de julio, tuve la fortuna de participar en unas jornadas de “coaching” educativo junto a mis compañeros de claustro. Fue una experiencia enriquecedora, motivadora y, por encima de todo, sorprendente. Al finalizar las jornadas, el centro adquirió el libro del mismo título que habían escrito las ponentes. Mi primer impulso fue acercarme para conseguir llevarme el libro en préstamo. Este verano tenía que leerlo.

Y así lo he hecho.

El libro parte de una premisa con la que estoy totalmente de acuerdo: hace falta un cambio en el modelo actual de escuela. Pero esto no se va a conseguir con una gran revolución impuesta a golpe de ley, sino con pequeños cambios que han de partir del profesorado. Obviamente, la propuesta que propugnan las autoras para conseguir esto se basa en las técnicas del “coaching” educativo. Resaltan que el primer aspecto fundamental para ello es conseguir un cambio de rol en los docentes, y ello presupone un primer movimiento importante, basado en conseguir un cambio de mentalidad en el profesorado y perder el miedo a salir de nuestra zona de confort.

Este libro es muy ambicioso. Personalmente, creo que es imposible introducir todos los cambios que proponen de una sola vez, ni siquiera en un solo curso, sobre todo porque soy incapaz de recordar y memorizar todo aquello que se plantea. Sin embargo, me parece que es muy posible empezar por una pequeña cosa, y a partir de ahí, ir introduciendo nuevos cambios. Por ejemplo, a partir del capítulo 4 del libro, en el que describen cómo debe enfocarse el inicio de curso para conseguir trabajar las emociones con el alumnado y establecer un vínculo que dure durante todo el curso, he revisado mi Unidad de Acogida para introducir el enfoque que nos plantean. Eso sí, sería fantástico también poder mantener el asesoramiento de las “coaches” durante todo el curso, que me orientaran, que me corrigieran… Tengo dudas sobre si seré capaz de avanzar correctamente por mí mismo.

Creo que resultará interesante retomar este libro periódicamente. No volverlo a leer todo, ni mucho menos. Pero sí que puede ser útil y positivo coger un capítulo, releerlo y tratar de incorporar un nuevo aspecto a mi práctica docente, de tal forma que en un tiempo determinado pueda aplicar todo aquello que haya seleccionado previamente.

Aparte de lo más inmediato, lo que ya he comentado que voy a introducir en mi metodología este curso, tanto el libro como la jornada de “coaching” educativo han conseguido despertar mi curiosidad sobre este tema. Me gustaría no solamente experimentar esos pequeños cambios, evaluarlos, adaptarlos, sino que estoy predispuesto a ampliar mi formación en este campo, buscar nuevas jornadas, cursos… donde seguir aprendiendo y, por qué no, compartir mis sensaciones y mejorar la práctica. Haciendo una búsqueda por Internet, libros sobre el tema hay muchos, lo cual siempre es un recurso útil. Pero yo quiero algo más...

Otro de los aspectos que me gustaría destacar de este libro es que su aplicación no se limita al ámbito educativo. En las relaciones personales y en cualquier relación grupal que se tenga hay aspectos del libro (como el de la escucha activa) que pueden ser de gran ayuda para todos.
Para terminar, recomiendo, por supuesto, a todos los docentes (y no docentes, claro) que adquieran este libro y lo lean. Pero más que eso, creo que el libro no suple por sí mismo la experiencia tan fantástica que supone participar en primera persona en las jornadas que organizan. Vivirlo, tener la experiencia, es la mejor motivación para que este libro pare en nuestras manos y lo leamos con una mentalidad abierta. A mí me sucedió así.


Licencia de Creative Commons
COACHING EDUCATIVO by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

miércoles, 17 de enero de 2018

EL ÁLBUM DE CROMOS



Las programaciones que hacemos los profesores están muy bien, y son necesarias. Pero, en ocasiones, los alumnos nos brindan oportunidades fantásticas de aprendizaje y hemos de estar muy atentos a ellas para no dejarlas escapar. Eso es lo que me ha sucedido hoy...

Esta mañana, en la puerta de entrada del colegio se había colocado una persona repartiendo álbumes de cromos. Una promoción de esas con la que nos encontramos más de una vez a lo largo del curso. ¿A quién no le ha sucedido eso? La lógica y previsible consecuencia de ello es que, cuando los chicos entran en clase, no hay manera de que se sienten en sus sitios. Su interés en esos momentos consiste en abrir sus paquetes de cromos, cambiar los repetidos con los compañeros...

Cuando ya habían pasado 10 minutos desde la supuesta hora de comienzo, y no daban la más mínima pista de que tuvieran intención de sentarse para empezar con su sesión de matemáticas (tal y como manda el horario), he pensado que lo mejor que podía hacer era convertir esa dificultad en oportunidad de aprendizaje. Dar gritos y obligarles a hacer algo que no les apetece en ese momento me parece poco educativo, así que les he preguntado si les gustan mucho los álbumes de cromos. Me han enseñado los que les han dado, he mostrado interés por verlos con ellos, les he preguntado si tienen alguna colección de cromos... En fin, hemos iniciado unos minutos de diálogo alrededor del tema de los coleccionables. Y así, como quien no quiere la cosa, les he preguntado si ellos comprarían un álbum de cromos sobre matemáticas. La respuesta, como era de esperar, ha sido un "noooooo" rotundo, según ellos porque sería muy aburrido.

Pues bien... ¿y si diseñan ellos un álbum de matemáticas que no sea aburrido? Y eso es lo que les he propuesto para hacer esta mañana. Crear un álbum y 6 cromos sobre matemáticas. Se trata de una clase de 4º de Primaria, así que juzgad su trabajo con indulgencia:







Seguro que hay alguien que puede pensar que ha sido una pérdida de tiempo. A mí me parece que no. Enumero algunas de los objetivos que se han trabajado con esta improvisada actividad:
- Trabajo en equipo: han realizado esta tarea por parejas
- Contenidos matemáticos: cada cromo debe incluir un concepto trabajado este curso
- Plástica: dibujo y diseño de un álbum que debe incluir algún tipo de dibujo
- Expresión oral: al finalizar, han explicado a sus compañeros en un minuto su trabajo

A veces, las actividades improvisadas son las más satisfactorias, tanto para los alumnos como para los profes. Basta tener una actitud flexible y estar atento a lo que sucede en el aula. 


Licencia de Creative Commons
EL ÁLBUM DE CROMOS by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

sábado, 13 de enero de 2018

LA NUEVA EDUCACIÓN (César Bona)

                                                          * Procedencia de la imagen

Esta misma semana he tenido el inmenso placer de disfrutar de esta lectura. Como muchos de vosotros ya sabréis, estoy seguro de ello, se trata de un libro escrito por César Bona, maestro español seleccionado recientemente entre los 50 candidatos al Global Teacher Prize, un reconocimiento que se da a los mejores maestros del mundo. En esta obra nos narra su experiencia como docente en diversos centros y qué prácticas son las que le llevaron a esta nominación.

Leí el libro en apenas una semana, pero lo podía haber hecho perfectamente en dos días. Lo que pasa es que decidí no hacerlo para poderla saborear un poco más, para reflexionar acerca de las cuestiones que plantea y de cómo yo mismo podría trasladarlas a mi aula, a mi relación con los alumnos con los que tengo la inmensa fortuna de convivir día tras día. 

Había pensado recoger aquí alguna de las mejores frases del libro, aquellas que más huella me han dejado. Pero, finalmente, he decidido no hacerlo. ¿Sabéis por qué? ¡Por que hay tantas que me resulta imposible seleccionar unas pocas! Ninguno de sus capítulos tiene desperdicio, no hay página de la que no puedas extraer una lección... Se trata de una de las lecturas más inspiradores que he hecho jamás sobre la profesión docente. Me parece que todo maestro, presente o futuro, debería leerla. Especialmente la recomendaría en las universidades donde se preparan futuros docentes. 

No me atrevo a decir tanto como que mi visión acerca de la profesión a la que me dedico tiene un antes y un después de esta lectura. Pero, sin duda, sin que puedo afirmar que se trata de un libro muy inspirador, motivador para cualquier profesional de la enseñanza que tenga ganas de hacer las cosas de una forma diferente.

¡Gracias, César!



Licencia de Creative Commons
LA NUEVA EDUCACIÓN (César Bona) by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

jueves, 11 de enero de 2018

LA CAMISETA DEL REVÉS

                                                          * Procedencia de la imagen

Hoy he vivido una experiencia inolvidable en mi clase, uno de esos "regalos" que de vez en cuando te da esta profesión y que solo los privilegiados que nos dedicamos a esto podemos disfrutar. Y yo no he podido resistir la tentación de contároslo en este blog. 

Esta mañana una niña ha venido al colegio con la camiseta puesta del revés. Encima se sienta en la primera fila, así que cuando se ha quitado la chaqueta, todos se han dado cuenta de este hecho enseguida porque se le veía claramente la etiqueta. La carcajada ha sido general, lo cual es bastante lógico y entra dentro de lo esperado.

El problema es que se trata de una niña un tanto insegura, con la autoestima más bien baja, por lo que se ha sentido humillada y se le han saltado un par de lágrimas. Cuando he visto esto, yo, que estaba justo escribiendo algo en la pizarra para empezar con la sesión correspondiente, sin decir nada me he quitado mi sudadera, le he dado la vuelta y también me la he puesto del revés. Se ha producido un silencio bastante tenso, hasta que un niño (siempre hay alguien más decidido...) ha preguntado: "Quique, ¿qué haces?". Sin gritos ni aspavientos, les he dicho que como su compañera (la de la camiseta del revés) es una chica moderna, estaba yo convencido de que lo de llevar la camiseta así era la última moda. Y que yo no me la había puesto antes también de ese modo porque no me había enterado, pero que, ahora que ya lo sabía, no podía evitar ir a la moda. Es más, les he animado a que ellos también se atrevieran a dar el paso y le dieran la vuelta a sus camisetas.

Unos cuantos lo han hecho sin dudar. El resto,temerosos, poco a poco, cuando ya se han dado cuenta de que no era ningún castigo ni yo estaba enfadado por su reacción inicial, también se han ido vistiendo de ese modo, de forma que al finalizar la mañana, todos íbamos con la camiseta del revés...

Y ver las risas de la niña, que había empezado el día triste y llorosa, no tiene precio para mí.


Licencia de Creative Commons
LA CAMISETA DEL REVÉS by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

martes, 21 de noviembre de 2017

¿PINTAMOS ALGO LOS MAESTROS EN LA EDUCACIÓN DE VUESTROS HIJOS?

                                                       * Procedencia de la imagen
Cuando me siento enfermo voy al médico. Le cuento mis síntomas, los estudia y me receta un tratamiento determinado. Si en alguna ocasión he tenido un problema legal, he consultado a un abogado, quien me ha aconsejado que tomara unas acciones u otras. En ninguno de los dos casos, he cuestionado sus diagnósticos ni sus soluciones, aun a sabiendas de que ni la medicina ni la legislación son ciencias exactas. Sin embargo... ¿por qué no sucede esto con los maestros?

No hay más que ver dos de los debates más candentes que se están dando en la actualidad relacionados con la educación para darse cuenta de qué hablo. Me refiero al tema de la jornada continua y al de la regulación de los deberes. Buscad artículos y opiniones al respecto. Leedlas atentamente. ¿Encontráis declaraciones de algún maestro? ¿Alguien se preocupa de conocer qué pensamos los profesionales de la docencia acerca de uno u otro tema antes de tomar un posicionamiento determinado? En la mayoría de los casos, no.

No voy a expresar aquí mi opinión ni de un tema ni de otro. Quien quiera saberla, que me pregunte directamente. Lo que me interesa es compartir es la conclusión que yo alcanzo tras reflexionar sobre la situación actual...

Tanto en un caso como en el otro, tengo la desagradable sensación de que la mayoría de las familias usan como único criterio su propia comodidad a la hora de decidir. Eso sí, camuflada tras eufemismos como "conciliación familiar" u similares, porque la triste realidad es que muchos son incapaces (o, simplemente, no tienen ganas) de enfrentarse a sus hijos, de pelear con ellos para conseguir que hagan lo que deben, de señalarles límites y marcar normas. Los mismos que quieren la jornada continua y piden que se prohíban los deberes escolares por ley, apuntan a sus hijos a cuantas actividades extraescolares pueden por tal de mantenerlos ocupados y que no estén en casa. No es así en todos los casos, obviamente, no me gustan las generalizaciones. Pero es lo que veo en la mayoría de los casos.

No sé si esto tiene visos de cambiar. Ojalá sea así. Pero, francamente, no creo que esto vaya a suceder próximamente. Es más, me temo que la cosa todavía va a ir a peor...


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.